En kinesiología, consideramos al ser humano como un ser holístico. Un Todo en el cual todas sus partes están interrelacionadas y se afectan entre sí. De aquí viene nuestra máxima «donde está, no está» que quiere decir que donde aparece el síntoma, no suele estar la causa del desequilibrio. 

Por lo tanto no nos limitamos a buscar localmente y tratar de quitar el síntoma sin más, ya que lo único que estaríamos haciendo es desenchufar la alarma que nuestro cuerpo ha disparado para decirnos que algo no está en equilibrio. En su lugar, intentamos solucionar la o las posibles causas de este desequilibrio, para solventarlas y tratamos de dar un aporte extra de energía al cuerpo para que este pueda resolver sus problemas y recuperar la armonía.









Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...