CANDIDA, CANDIDIASIS, COMO CURAR LA CANDIDIASIS, PROBLEMAS INTESTINALES, PROBLEMAS DIGESTIVOS

Uno de los test kinesiológicos que suelo hacer a las personas que acuden a mí es el de candidiasis. Muchas personas padecen de candidiasis crónica sin saberlo, sufriendo sus síntomas durante años.

La cándida albicans es una levadura de la familia de las cándidas, un  hongo unicelular que se encuentra en nuestras membranas mucosas (piel, aparato digestivo y genitourinario). Cuando se encuentra en equilibrio en nuestro cuerpo cumple una serie de funciones beneficiosas como son equilibrar y alimentar nuestra flora intestinal, ayudar a deshacer carbohidratos que no se han digerido bien, ayudar a mantener otras levaduras bajo control. Pero hay casos en los que esta levadura crece en exceso produciéndonos una patología comúnmente denominada como candidiasis crónica.

Son muchos los posibles síntomas, algunos de los cuales paso a nombrar:

-       - Dolores de cabeza
-       - Problemas digestivos
-       - Hinchazón abdominal
-       - Dolores musculares y de articulaciones
-       - Irritabilidad
-       - Depresión
-       - Cansancio
-       - Malestar general
-       - Diarreas y/o estreñimiento
-       - Molestias vaginales

Son varias las causas que pueden favorecer un excesivo crecimiento de la cándida:

-       - Excesivo consumo de azúcares y de hidratos de carbono refinados.
-       - Desequilibrio de nuestra flora intestinal debido por ejemplo a la toma de antibióticos.
-       - Embarazo. El aumento de la progesterona hace que se produzca glucógeno que favorece el crecimiento de la cándida vaginal.
-       - Hipoclorhidria estomacal y falta de enzimas digestivas que provocan una incorrecta digestión de algunos alimentos que van a generar putrefacción y fermentación intestinal y que esto a su vez va a crear un desequilibrio de la flora y un crecimiento de la cándida.
-       - Estrés. Un exceso de producción de hormona cortisol puede destruir nuestra flora intestinal.
-       - El cloro del agua de grifo destruye nuestra flora intestinal.

El protocolo que recomiendo para restablecer el equilibrio cuando el test de cándida muestra el estrés producido por esta es el siguiente: 

LA DIETA
La persona afectada debe de tomar conciencia de la importancia de controlar su alimentación para erradicar la candidiasis. Se deben eliminar de la dieta los alimentos preferidos de la cándida que son los azúcares y comidas dulces, las levaduras, los carbohidratos refinados, productos lácteos, malta, café y en general consumir alimentos con índice glucémico bajo. 
Pasaremos a beber agua mineral para evitar el cloro. 
Evitar los altibajos bruscos de glucosas en sangre comiendo regularmente durante el día.

AYUDAS DIGESTIVAS
Testaremos si el cuerpo muestra hipoclorhidria, en cuyo caso podemos testar algún suplemento como la betaína hidroclorhídrica que pueda ayudar durante un tiempo a que nuestro cuerpo segregue suficientes jugos gástricos (excepto en casos de gastritis o úlceras). También puede beneficiar el aporte extra de encimas digestivas.

FLORA INTESTINAL 
Testaremos como está la flora intestinal y recomendaremos prebióticos y/o probióticos para ayudarla a recuperar el equilibrio.

ANTIFÚNGICOS
Existen distintos productos naturales en el mercado destinados a reducir la cándida. Podemos testar cual ayuda en cada caso.

FLORA VAGINAL
Es fácil encontrar en el mercado algunos productos con probióticos pensados para favorecer el equilibrio de la flora vaginal.

REDUCIR EL ESTRÉS
Con las herramientas habituales de la kinesiología buscar las posibles causas de estrés emocional y testar alguna flor de Bach apropiada o alguna otra técnica como la Sonoterapia.

SUPLEMENTOS NUTRICIONALES
Testar si el cuerpo necesita algún complemento nutricional como pueda ser una vitamina, un mineral o un ácido graso que ayude en el proceso de recuperación del equilibrio.

Con una dieta adecuada y la ayuda de estos suplementos podemos reducir la cándida y recuperar nuestro equilibrio y armonía.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...