Podemos encontrar que lo que está estresando al cuerpo es una emoción, un alimento, una falta de alguna nutrición, un desequilibrio en algún meridiano de acupuntura, una geopatía, una vértebra desplazada de su sitio, etc.

Podríamos clasificar estas causas en 4 grandes grupos o áreas de intervención:


ESTRUCTURAL

Podemos encontrar mediante los test musculares que una parte de la estructura no está en su sitio correcto. Podría tratarse de una cadera desplazada, una subluxación o fijación vertebral, un propioceptor que no está mandando al cerebro la información correcta de cómo está apoyando el pie, etc.

Para poner un ejemplo, podría pasar que un problema en una vértebra esté impidiendo que los nervios que a través de la médula espinal unen el cerebro con el aparato digestivo comuniquen bien la información y esta sea la causa de malas digestiones. En este caso con una simple estimulación en la vértebra correcta y en la dirección adecuada haría que esta vuelva a su sitio, restableciendo el correcto funcionamiento del sistema nervioso y recobrando la apropiada actividad del sistema digestivo.

NUTRICIONAL

En muchos casos podemos ayudar al cuerpo con un aporte extra de una nutrición que le está faltando. Puede ser un mineral, una vitamina, un aminoácido, etc.
Como siempre en esta técnica, será el propio cuerpo el que nos indique esta carencia mediante el test muscular.

En muchos otros casos el cuerpo nos pedirá que le quitemos de la dieta algunos alimentos que le están sentando mal o que digerirlos le supone un gasto muy alto de energía que deja de estar disponible para ser usada en otros procesos.

EMOCIONAL

Los factores emocionales suelen estar implicados en la mayoría de los problemas. Muchas veces están escondidos en nuestro subconsciente o incluso almacenados en alguna parte concreta de nuestro cuerpo como pueda ser un órgano. Una vez localizados mediante los test musculares correspondientes, podemos utilizar diversos métodos para ayudar a superar estos factores. Flores de Bach, Sonoterapia, Técnicas de Integración Cerebral, afirmaciones que debe repetir el cliente mientras se le estimula manualmente algún punto de acupuntura, memoria de traumatismo, etc.

Por ejemplo, una vez encontrada una emoción (el cliente no tiene por qué contarla) que nos debilita un músculo, podemos testar qué flor de Bach nos devuelve la fortaleza de este músculo. Es el propio cuerpo quien va a elegir entre todas estas flores que le estamos poniendo en contacto con su vientre o en las parótidas el que sabe qué le viene bien tomar para superar este trauma emocional.

ELECTROMAGNÉTICO

Aquí es donde entrarían los meridianos de acupuntura, los chakras y cuerpos etéricos. La kinesiología ha incorporado toda esta información ancestral que nos viene de la Medicina Tradicional China, Medicina Ayurvédica, Taoísmo y demás culturas milenarias que contemplan la dimensión energética.

Testamos si hay desequilibrios en estos campos energéticos y ayudamos a recuperar la armonía con diversas técnicas. En mi caso utilizo cristales de cuarzo cargados para estimular los puntos de acupuntura (Restauración bioenergética) y algunos instrumentos como la voz, los cuencos tibetanos y el gong tam tam (Sonoterapia) para equilibrar los chakras y cuerpos sutiles.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...